Webb revela nuevas características en el corazón de la Vía Láctea

Sagittarius C NIRCam Image pillars1 scaled

La última imagen del telescopio espacial James Webb de la NASA/ESA/CSA muestra una parte del denso centro de nuestra galaxia con un detalle sin precedentes, incluidas características nunca antes vistas que los astrónomos aún no han explicado. La región de formación estelar, llamada Sagitario C (Sgr C), está a unos 300 años luz del agujero negro supermasivo central de la Vía Láctea, Sagitario A*.

Entre las 500.000 estrellas estimadas en la imagen hay un cúmulo de protoestrellas (estrellas que aún se están formando y ganando masa) produciendo flujos de salida que brillan como una hoguera en medio de una nube oscura infrarroja. En el corazón de este joven cúmulo se encuentra una protoestrella masiva previamente conocida de más de 30 veces la masa de nuestro Sol. La nube de la que emergen las protoestrellas es tan densa que la luz de las estrellas detrás de ella no puede llegar a Webb, lo que hace que parezca menos concurrida cuando en realidad es una de las áreas más densamente pobladas de la imagen. Nubes infrarrojas-oscuras más pequeñas salpican la imagen, pareciendo agujeros en el campo estelar. Ahí es donde se están formando las futuras estrellas.

El instrumento NIRCam (Cámara de Infrarrojo Cercano) también capturó la emisión a gran escala de hidrógeno ionizado que rodea la parte inferior de la nube oscura, que se muestra de color cian en la imagen. Por lo general, esto es el resultado de fotones energéticos emitidos por estrellas masivas jóvenes, pero la vasta extensión de la región mostrada por Webb es una sorpresa que merece una mayor investigación. Otra característica de la región que Crowe planea examinar más a fondo son las estructuras en forma de aguja en el hidrógeno ionizado, que parecen orientadas caóticamente en muchas direcciones.

A unos 25.000 años luz de la Tierra, el centro galáctico está lo suficientemente cerca como para estudiar estrellas individuales con el telescopio Webb, lo que permite a los astrónomos recopilar información sin precedentes sobre cómo se forman las estrellas y cómo este proceso puede depender del entorno cósmico, especialmente en comparación con otras regiones de la galaxia. Por ejemplo, ¿se forman estrellas más masivas en el centro de la Vía Láctea, en lugar de en los bordes de sus brazos espirales?

Sagitario C (Imagen NIRCam, anotada)
Sagitario C (Imagen NIRCam, anotada)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *