La presentación del X-59 de la NASA personifica la tradición aeronáutica

wp header logo 32

Read this story in English here.

El avión X-59 de la NASA está saliendo del hangar–preparándose para embarcarse en la primera fase de su misión de volar más rápido que la velocidad del sonido sin generar un fuerte estampido sónico.

Los directivos de la NASA y el contratista principal Lockheed Martin,  presentarán oficialmente al mundo el totalmente terminado y recientemente pintado avion X-59, durante una ceremonia que tendrá lugar el viernes 12 de enero a las 4 de la tarde, hora del Este. Este evento será transmitido en directo por NASA TV desde las instalaciones Skunk Works de Lockheed Martin en Palmdale, California, donde este avión fue ensamblado.

“Esta es la gran revelación”, declaró Catherine Bahm, directora del proyecto Low Boom Flight Demonstrator de la NASA, que supervisa el desarrollo y la construcción del X-59. “La presentación es un gran logro hacia el objetivo general de la misión Quesst de reducir el estampido sónico”.

Quesst es la misión de la NASA a través de la cual el X-59 demostrará sus capacidades supersónicas silenciosas. La NASA volará la aeronave sobre comunidades estadounidenses seleccionadas y después estudiará lo que la gente sobre tierra firme escucha. La agencia compartirá la información de estas reacciones a los “golpes” sónicos más silenciosos con los organismos reguladores, que podrían considerar las normas que actualmente prohíben los vuelos supersónicos comerciales sobre tierra firme por motivos de ruido.

¿Qué es la presentación de una aeronave? ¿Y por qué es importante para la NASA, el sector industrial y el equipo de innovadores en la aeronáutica que construyeron el X-59?

Concebir, diseñar, construír y probar una nueva aeronave conlleva años de trabajo detallado y meticuloso. Cada diseño nuevo contribuye a innovar una nueva forma de volar– especialmente en el caso de los X-Planes, que tienen la misión de continuar sobrepasando los límites de lo posible. 

La presentación del X-59 al mundo no solamente representa los logros técnicos del avión, sino también el futuro del vuelo y el espíritu de la investigación en la aeronáutica.

CATHERINE BAHM

CATHERINE BAHM

NASA Project Manager

En el pasado, las aeronaves y naves espaciales construidas y utilizadas por la NASA han tenido ceremonias de presentación de diverso alcance y significado.

Por ejemplo, en 1959, el X-15, que fue el primer avión propulsado por cohete, despegó ante una audiencia que incluía a los líderes del proyecto, los pilotos de la aeronave y al Vice presidente Richard Nixon. El avión representaba el futuro de los vuelos espaciales hipersónicos y con alas. Llevó por primera vez a pilotos estadounidenses al espacio a bordo de un vehículo con alas y estableció el récord de velocidad más rápida alcanzada por un humano en un avión, récord que sigue vigente hoy en día. 

Otra presentación famosa de la NASA fue el del transbordador espacial Enterprise en 1976, con la presencia del reparto de Star Trek: la serie original y del creador de la serie, Gene Roddenberry. El Enterprise, llamado así por la nave ficticia de la serie de televisión de los años 60, demostró que el transbordador orbital podía descender y aterrizar como un avión tras su reentrada del espacio. El vehículo marcó el camino para que el Programa del Transbordador Espacial continuara con los vuelos espaciales.

En el caso del X-59, la ceremonia de presentación permite vislumbrar una posible nueva era de vuelos comerciales de alta velocidad y silenciosos sobre tierra.

Hace cincuenta años, Estados Unidos prohibió los vuelos supersónicos comerciales sobre tierra debido a la preocupación por el ruido generado por los estampidos sónicos. Sin embargo hoy en día la tecnología de Quesst podría reducir drásticamente este ruido. El objetivo de la misión es recopilar datos del X-59 que podrían ayudar a los reguladores a ajustar la prohibición, considerando los niveles de ruido en lugar de la velocidad.

“La idea de levantar la prohibición de los vuelos supersónicos sobre tierra firme es realmente emocionante”, comenta Bahm. “Y ése es el futuro que podría habilitar el X-59”.

Mire este lapso de tiempo del ensamblaje del X-59 tal como ocurrió entre mayo de 2019 y junio de 2021 dentro de la fábrica Skunk Works de Lockheed Martin en Palmdale, California.

El lanzamiento también representa algo más cercano al suelo–el logro del equipo trabajador y dedicado que llevó el avión de la imaginación a la realidad. Para ellos, el lanzamiento celebra las semanas, meses y años dedicados al desarrollo y construcción del X-59.

“Para el equipo, algunos de los cuales han trabajado en el avión desde que se creó el primer componente, la presentación del X-59 será un momento muy especial.”comentó Bahm. “El diseño innovador del X-59 aprovecha décadas de trabajo para la NASA. Compartimos este logro con todos los que lo han hecho posible”.

Una vez completado el ensamblaje, la misión de la NASA de silenciar el estampido sónico alcanzará un nuevo capítulo. Aunque todavía queda camino por recorrer, el futuro potencial de los viajes supersónicos comerciales está más cerca que antes. El equipo de la misión Quesst continuará ahora las pruebas en tierra firme antes del primer vuelo a finales de este año.

“El lanzamiento es un gran logro, pero también significa que el siguiente logro es el primer vuelo, y después los vuelos supersónicos”, comentó Bahm. “Nuestros ojos están puestos en la misión”.

Artículo Traducido por: Elena Aguirre y Monica Uribe

source

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *