InSight revela nuevos datos sobre Marte

InSight

Después de tres años recogiendo datos, en julio de 2021 la misión InSight de la NASA publicó sus conclusiones sobre la estructura interna de Marte, pero dos meses después la nueva información recogida tras el impacto de un potente meteorito cuestionó esas estimaciones.

Ahora, después de estudiar los tiempos de propagación de las ondas generadas por ese impacto. Dos equipos encabezados por el investigador del CNRS en el Institut de Pysique duGlobe de Paris, Henri Samuel y por Amir Khan, de la ETH Zürich, Zurich (Suiza), han demostrado que el planeta rojo esconde una capa de silicatos fundidos en la base del manto que recubre el núcleo metálico marciano.

Los dos estudios, publicados en Nature, concluyen que la estructura definida ahora no solo es más realista y coherente con todos los datos geofísicos disponibles, sino que también explica mejor la evolución de Marte desde su formación.

El equipo cree que las pruebas de esta estratificación del manto marciano aclaran la propagación anormalmente lenta –y hasta ahora inexplicada–, de las ondas difractadas del impacto del meteorito de septiembre de 2021 por su trayectoria en la parte inferior y totalmente fundida de la capa basal, donde las velocidades sísmicas son bajas.

La existencia de esa capa basal concuerda además con otros eventos sísmicos más antiguos que ahora tienen explicación, y ayuda a explicar la trayectoria observada de Fobos, la luna más cercana a Marte.

Según el estudio, la parte superior y parcialmente fundida de la capa basal disipa eficazmente las deformaciones generadas por la atracción gravitatoria de Fobos, mientras que, por el contrario, el manto sólido que está por encima de esta capa es más rígido y sísmicamente poco atenuante.

Núcleo metálico más pequeño

La presencia de esta capa fundida en la base del manto implica un núcleo metálico de 150 a 170 km más pequeño (es decir, un radio de 1650±20 km) y de 5 a 8% más denso (es decir, 6,5 g/cm3) que las estimaciones sísmicas anteriores.

Este núcleo más denso estaría compuesto, por tanto, por una aleación con menos elementos ligeros de lo que se pensaba hasta ahora, y sería más compatible con los datos cosmoquímicos del análisis de meteoritos marcianos y de experimentos de alta presión.

Los autores sugieren que Marte probablemente experimentó una etapa temprana de océano magmático cuya cristalización produjo una capa estable en la base del manto, altamente enriquecida en hierro y elementos radiactivos.

El calor liberado por ella generó una capa basal de silicatos fundidos por encima del núcleo y recubierta por una capa más delgada parcialmente fundida.

Los estudios afirman además que tal estratificación del manto aísla el núcleo metálico, impidiendo así su enfriamiento y la generación de una dinamo térmica.

Paco Gil
Divulgador | admin@pacogil.me | Web | + posts

Homo Sapiens interesado por la Ciencia y la Tecnología

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *