¿Cambio climático es lo mismo que calentamiento global?

calentamiento global
¿Cambio climático es lo mismo que calentamiento global?

¿Es el cambio climático lo mismo que el calentamiento
global? No son exactamente lo mismo, pero están relacionados. El calentamiento
de la Tierra, o calentamiento global, es solo un factor que constituye una
serie de cambios que están sucediendo en nuestro planeta, que es el cambio
climático.

El calentamiento global se refiere solo a la temperatura
de la superficie de la Tierra, mientras que el cambio climático incluye el
calentamiento y los «efectos secundarios» de este calentamiento—como
son los glaciares que se derriten, tormentas de lluvia más severas o las
sequías más frecuentes. Dicho de otra manera, el calentamiento global es un
síntoma del mayor problema del cambio climático causado por los seres humanos.

El cambio climático es un cambio a largo plazo en los
patrones climáticos promedio que han llegado a definir los climas locales,
regionales y globales de la Tierra. Estos cambios tienen una amplia gama de
efectos observados que son sinónimos del término.

Los cambios observados en el clima de la Tierra desde
mediados del siglo 20 son impulsados por las actividades humanas,
particularmente la quema de combustibles fósiles, que aumenta los niveles de
gases de efecto invernadero que atrapan el calor en la atmósfera de la Tierra,
elevando la temperatura promedio de la superficie de la Tierra. Los procesos
naturales, que han sido abrumados por las actividades humanas, también pueden
contribuir al cambio climático, incluida la variabilidad interna (por ejemplo, patrones
oceánicos cíclicos como El Niño, La Niña y la Oscilación Decenal del Pacífico)
y forzamientos externos (por ejemplo, actividad volcánica, cambios en la
producción de energía del Sol, variaciones en la órbita de la Tierra).

El cambio climático nos lleva de forma aterradora a la sexta extinción

Los científicos utilizan observaciones desde el suelo, el
aire y el espacio, junto con modelos informáticos, para monitorear y estudiar
el cambio climático pasado, presente y futuro. Los registros de datos
climáticos proporcionan evidencia de indicadores clave del cambio climático,
como el aumento de la temperatura global de la tierra y el océano; aumento del
nivel del mar; pérdida de hielo en los polos de la Tierra y en los glaciares de
montaña; cambios de frecuencia y gravedad en condiciones climáticas extremas
como huracanes, olas de calor, incendios forestales, sequías, inundaciones y
precipitaciones; y cambios en la cubierta vegetal y nubosa.

El clima de la Tierra ha cambiado a lo largo de la
historia. Solo en los últimos 800.000 años, ha habido ocho ciclos de edades de
hielo y períodos más cálidos, con el final de la última edad de hielo hace unos
11.700 años marcando el comienzo de la era climática moderna y de la
civilización humana. La mayoría de estos cambios climáticos se atribuyen a
variaciones muy pequeñas en la órbita de la Tierra que cambian la cantidad de
energía solar que recibe nuestro planeta.

La tendencia actual al calentamiento es diferente porque
es claramente el resultado de las actividades humanas desde mediados de 1800, y
está avanzando a un ritmo no visto en muchos milenios recientes.1 Es innegable
que las actividades humanas han producido los gases atmosféricos que han
atrapado más energía del Sol en el sistema de la Tierra. Esta energía extra ha
calentado la atmósfera, el océano y la tierra, y se han producido cambios
generalizados y rápidos en la atmósfera, el océano, la criosfera y la biosfera.

Los núcleos de hielo extraídos de Groenlandia, la
Antártida y los glaciares de montaña tropicales muestran que el clima de la
Tierra responde a los cambios en los niveles de gases de efecto invernadero. La
evidencia antigua también se puede encontrar en anillos de árboles, sedimentos
oceánicos, arrecifes de coral y capas de rocas sedimentarias. Esta evidencia
antigua, o paleoclimática, revela que el calentamiento actual está ocurriendo
aproximadamente 10 veces más rápido que la tasa promedio de calentamiento
después de una edad de hielo. El dióxido de carbono de las actividades humanas
está aumentando aproximadamente 250 veces más rápido que el de fuentes
naturales después de la última Edad de Hielo.

El cambio climático está empeorando cientos de enfermedades

Los términos «calentamiento global» y
«cambio climático» a veces se usan indistintamente, pero
«calentamiento global» es solo un aspecto del cambio climático.

“Calentamiento global” se refiere al calentamiento a
largo plazo del planeta. La temperatura global muestra un aumento bien
documentado desde principios del siglo XX y, sobre todo, desde finales de la
década de 1970. En todo el mundo desde 1880, la temperatura media de la
superficie ha aumentado aproximadamente 1 °C.

El “cambio climático” abarca el calentamiento global,
pero se refiere a la gama más amplia de cambios que le están ocurriendo a
nuestro planeta. Estos incluyen el aumento del nivel del mar; la reducción de
los glaciares de montaña; aceleración del derretimiento del hielo en
Groenlandia, la Antártida y el Ártico; y cambios en los tiempos de floración de
flores/plantas. Todas estas son consecuencias del calentamiento, que es causado
principalmente por la quema de combustibles fósiles y la emisión de gases que
atrapan el calor en el aire.

El calentamiento global podría inundar ciudades, matar a millones de personas y provocar masivos éxodos

Otra distinción entre el calentamiento global y el cambio
climático es que cuando los científicos o líderes públicos hablan sobre el
calentamiento global en estos días, casi siempre se refieren al calentamiento
causado por los humanos—calentamiento debido al rápido aumento del dióxido de
carbono y otros gases de efecto invernadero causado por personas que queman
carbón, petróleo y gas.

El cambio climático, por otro lado, puede significar
cambios naturales o causados por los humanos, como las edades de hielo. Además
de quemar combustibles fósiles, los humanos pueden causar cambios climáticos al
emitir contaminación de aerosol—las diminutas partículas que reflejan la luz
solar y enfrían el clima—a la atmósfera, o al transformar el paisaje de la
Tierra, por ejemplo, de bosques que almacenan carbono a tierras de cultivo.

El calentamiento global actual es un tipo de cambio
climático sin precedentes, y está generando una cascada de efectos secundarios
en nuestro sistema climático. Son estos efectos secundarios, como los cambios
en el nivel del mar a lo largo de costas muy pobladas y la retirada mundial de
los glaciares de montaña de los que dependen millones de personas para el agua
potable y la agricultura, que probablemente tengan un impacto mucho mayor en la
sociedad  que el cambio de temperatura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *