El joven objeto estelar 244-440 en la Nebulosa de Orión observado con el VLT

potw2316b
Este es el joven objeto estelar 244-440 en la Nebulosa de Orión observado con el Very Large Telescope (VLT) de ESO, la imagen más nítida jamás tomada de este objeto. Crédito: ESO/Kirwan et al.

Esta imagen muestra el joven objeto estelar 244-440 en la Nebulosa de Orión observado con el Very Large Telescope (VLT) de ESO, la imagen más nítida jamás tomada de este objeto. Esa estructura magenta ondulada es un chorro de materia lanzado cerca de la estrella, pero ¿por qué tiene esa forma?

Las estrellas muy jóvenes a menudo están rodeadas de discos de material que caen hacia la estrella. Parte de este material puede ser expulsado en potentes chorros perpendicularmente al disco. El chorro en forma de S de 244-440 sugiere que lo que se esconde en el centro de este objeto no es una, sino dos estrellas que orbitan entre sí. Este movimiento orbital cambia periódicamente la orientación del chorro, similar a un rociador de agua. Otra posibilidad es que la fuerte radiación de las otras estrellas en la nube de Orión podría estar alterando la forma del chorro.

Estas observaciones, presentadas en un nuevo artículo dirigido por Andrew Kirwan en la Universidad de Maynooth en Irlanda, fueron tomadas con el instrumento Multi Unit Spectroscopic Explorer (MUSE) en el VLT de ESO en Chile. Los colores rojo, verde y azul muestran la distribución de hierro, nitrógeno y oxígeno respectivamente. Pero esto es solo una pequeña fracción de todos los datos recopilados por MUSE, que en realidad toma miles de imágenes en diferentes colores o longitudes de onda simultáneamente. Esto permite a los astrónomos estudiar no solo la distribución de muchos elementos químicos diferentes, sino también cómo se mueven.

Estas son dos vistas diferentes del joven objeto estelar 244-440 en la Nebulosa de Orión, observadas con el Very Large Telescope de ESO (izquierda) y el Hubble (derecha). Crédito: ESO/Kirwan et al. HST: R. O'Dell

Además, MUSE está instalado en la Unidad de Telescopio 4 del VLT, que está equipada con una instalación avanzada de óptica adaptativa que corrige la turbulencia atmosférica, entregando imágenes más nítidas que las del Hubble. Por lo tanto, estas nuevas observaciones permitirán a los astrónomos estudiar con un detalle sin precedentes cómo nacen las estrellas en nubes masivas como Orión.

Este video muestra imágenes del joven objeto estelar 244-440 Cada sector corresponde a un color o longitud de onda diferente. En ciertas longitudes de onda, correspondientes a la emisión de elementos como hidrógeno, nitrógeno, oxígeno, azufre y hierro, la nebulosa brilla intensamente, revelando estructuras intrincadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *