Los homininos de las huellas de Laetoli muestran un macho muy grande para su especie

Los homininos de las huellas de Laetoli muestran un macho muy grande para su especie
Huellas de hominino halladas en el yacimiento A de Laetoli, Tanzania. / McNutt et al., (Nature 2021)

Las huellas fósiles de Laetoli, Tanzania, han sido objeto de una amplia investigación sobre la locomoción, la velocidad, el tamaño corporal y el comportamiento de la especie responsable del rastro: Australopithecus afarensis, la misma a la que pertenece la célebre “Lucy”.

Este paseo, uno de los más famosos de la historia de la humanidad, quedó registrado en una de las localidades con pisadas, denominado Sitio G, con el paso de tres individuos caminando en una misma dirección, con uno de ellos pisando sobre las huellas dejadas por otro de mayor tamaño. Todas se atribuyen a los australopitecos.

Hasta ahora no se había podido saber con seguridad si estos tres homínidos caminaron por separado o si lo hicieron juntos y, en este caso, qué relación tuvieron sus respectivos movimientos.

Un equipo de investigadores de varias universidades españolas, encabezado por Javier Ruiz, de la Universidad Complutense de Madrid y del que forma parte también Juan Luis Arsuaga, director Científico del Museo de la Evolución Humana de Burgos (MEH), ha publicado un nuevo trabajo que revela que caminaban en paralelo y bastante juntos, a un buen paso.   

“En primer lugar, calculamos las estaturas de los homínidos de los yacimientos G y S utilizando proporciones adecuadas entre la longitud de las huellas. A continuación, calculamos las velocidades de los rastreadores del yacimiento G a partir de una escala de longitud de zancada-velocidad para humanos”, apuntan en el estudio.

Velocidades y trayectorias de los tres australopitecos

Para lograr estos resultados, que publica la revista Ichnos, usaron un modelo digital de alta resolución de las huellas, sobre el que se han calculado las velocidades de los homininos de Laetoli y sus trayectorias. La velocidad a la que caminaron resultó ser muy parecida, por lo que debieron de desplazarse juntos.

Al analizar en detalle la trayectoria de los dos individuos de menor tamaño, los científicos encontrado evidencias sólidas de que marchaban en paralelo y al mismo tiempo, uno al lado del otro. “La forma de sus trayectorias es casi indistinguible desde un punto de vista matemático”, explican en un comunicado del MEH.

Uno de los individuos fue probablemente un macho, mientras que el otro debió ser una hembra o un individuo juvenil (con estaturas respectivas de alrededor de 1,40 metros y 1,20 metros). Además, es muy probable que ambos siguieran de cerca al individuo de mayor tamaño, que con toda probabilidad debió corresponder a un macho extraordinariamente grande para su especie (de 1,60 o 1,70 metros de estatura).

“Esta investigación demuestra que el cálculo detallado de velocidades y trayectorias a partir de rastros de pisadas fósiles permite deducir aspectos del comportamiento de homininos millones de años después de que estos dejaran las marcas sobre la superficie. Las huellas de Laetoli son, a fin de cuentas, comportamiento fosilizado de nuestros remotos antepasados”, concluyen.

Paco Gil
Divulgador | admin@pacogil.me | Web | + posts

Homo Sapiens interesado por la Ciencia y la Tecnología

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *