Webb detecta un asteroide extremadamente pequeño en el cinturón principal

1 jwst asteroid illustration stamped.width 1320
Esta ilustración muestra un asteroide que ha sido detectado por un equipo de astrónomos europeos utilizando el Telescopio Espacial James Webb de la NASA. Créditos: N. Bartmann (ESA/Webb), ESO/M. Kornmesser y S. Brunier, N. Risinger (skysurvey.org)

Un asteroide aproximadamente del tamaño del Coliseo de Roma, entre 300 y 650 pies (100 a 200 metros) de longitud, ha sido detectado por un equipo internacional de astrónomos europeos utilizando el Telescopio Espacial James Webb de la NASA. 

Su proyecto utilizó datos de la calibración del Instrumento de Infrarrojo Medio (MIRI), en el que el equipo detectó por casualidad un asteroide entrelazado. El objeto es probablemente el más pequeño observado hasta la fecha por Webb y puede ser un ejemplo de un objeto que mide menos de 0,6 millas (1 kilómetro) de longitud dentro del cinturón principal de asteroides, ubicado entre Marte y Júpiter. Se necesitan más observaciones para caracterizar mejor la naturaleza y las propiedades de este objeto.

«Detectamos, de forma completamente inesperada, un pequeño asteroide en observaciones de calibración MIRI disponibles públicamente», explicó Thomas Müller, astrónomo del Instituto Max Planck de Física Extraterrestre en Alemania. «Las mediciones son algunas de las primeras mediciones MIRI dirigidas al plano eclíptico, y nuestro trabajo sugiere que se detectarán muchos objetos nuevos con este instrumento».

Estas observaciones de Webb, publicadas en la revista Astronomy and Astrophysics, no fueron diseñadas para buscar nuevos asteroides; de hecho, eran imágenes de calibración del asteroide del cinturón principal (10920) 1998 BC1, que los astrónomos descubrieron en 1998. Las observaciones se realizaron para probar el rendimiento de algunos de los filtros de MIRI, pero el equipo de calibración consideró que habían fallado por razones técnicas debido al brillo del objetivo y la orientación de un telescopio desplazado. A pesar de esto, los datos sobre el asteroide 10920 fueron utilizados por el equipo para establecer y probar una nueva técnica para restringir la órbita de un objeto y estimar su tamaño. La validez del método se demostró para el asteroide 10920 utilizando las observaciones MIRI combinadas con datos de telescopios terrestres y la misión Gaia de la ESA.


La detección de este asteroide, que el equipo sospecha que es el más pequeño observado hasta la fecha por Webb y uno de los más pequeños detectados en el cinturón principal, tendría, si se confirma como un nuevo descubrimiento de asteroides, implicaciones importantes para nuestra comprensión de la formación y evolución del sistema solar. Los modelos actuales predicen la aparición de asteroides hasta tamaños muy pequeños, pero los asteroides pequeños se han estudiado con menos detalle que sus contrapartes más grandes debido a la dificultad de observar estos objetos. Las futuras observaciones dedicadas de Webb permitirán a los astrónomos estudiar asteroides de menos de 1 kilómetro de tamaño.


«Este es un resultado fantástico que destaca las capacidades de MIRI para detectar por casualidad un tamaño previamente indetectable de asteroide en el cinturón principal», concluyó Bryan Holler, científico de apoyo Webb en el Instituto de Ciencia del Telescopio Espacial en Baltimore, Maryland. «Las repeticiones de estas observaciones están en proceso de ser programadas, y estamos esperando nuevos intrusos de asteroides en esas imágenes».


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *