Confirman que los neandertales tenían capacidad simbólica

Los restos de un santuario de caza confirman que los neandertales tenian capacidad simbolica
Restauración de uno de los cráneos de rinoceronte de Cueva-Des-Cubierta. / Javier Trueba

La Comunidad de Madrid atesora en el Valle de los Neandertales, ubicado en Pinilla del Valle, uno de los hallazgos arqueológicos más excepcionales de los últimos años que confirmaría la capacidad simbólica de los neandertales.

Así se desprende del estudio iniciado hace 14 años por el equipo de investigación de los yacimientos que integran este espacio, que lideran el arqueólogo Enrique Baquedano; el paleontólogo Juan Luis Arsuaga, director científico del Museo de la Evolución Humana y codirector de los yacimientos de Atapuerca (Burgos), y el geólogo Alfredo Pérez-González y cuyas conclusiones ha publicado la revista Nature Human Behaviour.

En concreto, la investigación se centra en el yacimiento arqueológico neandertal de la Cueva Des-Cubierta de Pinilla del Valle. Localizada en el año 2009, se trata de una larga galería de cueva con los techos caídos, es decir, que no conserva su cubierta original. En ella se ha recuperado un conjunto excepcional de cráneos de grandes herbívoros asociados alguno de ellos a pequeños fuegos.

Entre los restos destacan los bisontes (Bison priscus), los uros (Bos primigenius), ciervos (Cervus elaphus) y dos de rinocerontes de la especie Stephanorhinus hemitoechus, que fueron preparados por los neandertales siguiendo un mismo patrón: quitándoles la mandíbula y el maxilar superior, consumiendo los sesos, y dejando la parte del cráneo con los cuernos o astas a modo de trofeo de caza.

Además, según la investigación, esta misma actividad se mantuvo a lo largo de, al menos, varias generaciones, lo que introduce el concepto de tradición cultural que habría pasado de generación en generación. Junto a esos cráneos aparecieron utensilios líticos musterienses, típicos de los neandertales, asi como yunques y los percutores utilizados para fracturarlos.

Según los expertos, este comportamiento de los neandertales de hace algo más de 40.000 años no está relacionado con actividades de subsistencia sino más bien con otras que arrojan luz sobre aspectos bastante desconocidos para esta especie de hominino: sus capacidades simbólicas, hasta ahora solo atribuidas a nuestra especie.

Un atributo intelectual compartido con los sapiens 

Por otro lado, no existe hasta ahora ningún otro yacimiento arqueológico en todo el territorio neandertal con un conjunto similar al de Pinilla del Valle, lo que convierte a la Cueva Des-Cubierta en un lugar excepcional que abre puertas a un nuevo concepto sobre esta especie de hominino y cuestiona nuestro papel como único sapiens en la evolución de la vida en el planeta.

Hasta ahora, nuestra especie se había considerado como la única con capacidad para atribuir conceptos a los símbolos, una teoría que, a partir de los hallazgos de Cueva Des-Cubierta obliga a compartir ese atributo intelectual con los neandertales.

Desde que en 2002 comenzara la investigación por el actual equipo de investigación en el Calvero de la Higuera de Pinilla del Valle, zona arqueológica protegida como Bien de Interés Cultural (BIC), todos los veranos, a lo largo de al menos un mes, se llevan a cabo las excavaciones que han permitido dar cuenta de este hallazgo.

La Cueva Des-Cubierta, junto con las cercanas Cueva del Camino, Abrigo de Navalmaíllo y Cueva de la Buena Pinta constituyen los únicos yacimientos de la Comunidad de Madrid donde se han encontrado restos fósiles de homininos. Su análisis está permitiendo desentrañar las claves del comportamiento de Homo neanderthalensis. Además, en el yacimiento de Cueva Chica, descubierta en 2021, se está estudiando a los primeros Homo sapiens europeos, los cromañones.

Con esta investigación se confirma que los yacimientos de Pinilla del Valle son uno de los enclaves más importantes para conocer los modos de vida y formas de interacción con el medio de los neandertales.

El Parque Arqueológico del Valle de los Neandertales, abierto al público por la Comunidad de Madrid desde el año 2015, y que se reabrirá el próximo día 1 de abril, permite a los visitantes conocer in situ tan particular sitio arqueológico.

Vista de la excavación en la Cueva Des-Cubierta. / Javier Trueba


Paco Gil
Divulgador | admin@pacogil.me | Web | + posts

Homo Sapiens interesado por la Ciencia y la Tecnología

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *