Un estudio de 40 años encuentra patrones misteriosos en las temperaturas en Júpiter

Jupiter

Los científicos han completado el estudio más largo que rastrea las temperaturas en la troposfera superior de Júpiter, la capa de la atmósfera donde ocurre el clima del planeta gigante y donde se forman sus coloridas nubes rayadas. El trabajo, realizado durante cuatro décadas uniendo datos de naves espaciales de la NASA y observaciones de telescopios terrestres, encontró patrones inesperados en cómo las temperaturas de los cinturones y zonas de Júpiter cambian con el tiempo. El estudio es un paso importante hacia una mejor comprensión de lo que impulsa el clima en el planeta más grande de nuestro sistema solar y, finalmente, poder pronosticarlo.

La troposfera de Júpiter tiene mucho en común con la de la Tierra: es donde se forman las nubes y las tormentas. Para comprender esta actividad climática, los científicos necesitan estudiar ciertas propiedades, como el viento, la presión, la humedad y la temperatura. Han sabido desde las misiones Pioneer 10 y 11 de la NASA en la década de 1970 que, en general, las temperaturas más frías están asociadas con las bandas más claras y blancas de Júpiter (conocidas como zonas), mientras que las bandas marrón-rojo más oscuras (conocidas como cinturones) son lugares de temperaturas más cálidas.

Pero no había suficientes conjuntos de datos para comprender cómo varían las temperaturas a largo plazo. La nueva investigación, publicada el 19 de diciembre en Nature Astronomy, abre camino al estudiar imágenes del brillante resplandor infrarrojo (invisible para el ojo humano) que se eleva desde las regiones más cálidas de la atmósfera, midiendo directamente las temperaturas de Júpiter sobre las coloridas nubes. Los científicos recolectaron estas imágenes a intervalos regulares en tres de las órbitas de Júpiter alrededor del Sol, cada una de las cuales dura 12 años terrestres.

En el proceso, encontraron que las temperaturas de Júpiter suben y bajan después de períodos definidos que no están vinculados a las estaciones o cualquier otro ciclo que los científicos conozcan. Debido a que Júpiter tiene estaciones débiles (el planeta está inclinado sobre su eje solo 3 grados, en comparación con los alegres 23.5 grados de la Tierra), los científicos no esperaban encontrar temperaturas en Júpiter que variaran en ciclos tan regulares.

 

El estudio también reveló una misteriosa conexión entre los cambios de temperatura en regiones a miles de kilómetros de distancia: a medida que las temperaturas subieron en latitudes específicas en el hemisferio norte, bajaron en las mismas latitudes en el hemisferio sur, como una imagen especular a través del ecuador.

«Eso fue lo más sorprendente de todo», dijo Glenn Orton, científico investigador principal del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA y autor principal del estudio. «Encontramos una conexión entre cómo variaban las temperaturas en latitudes muy distantes. Es similar a un fenómeno que vemos en la Tierra, donde los patrones meteorológicos y climáticos en una región pueden tener una influencia notable en el clima en otros lugares, con los patrones de variabilidad aparentemente ‘teleconectados’ a través de grandes distancias a través de la atmósfera».

El siguiente desafío es descubrir qué causa estos cambios cíclicos y aparentemente sincronizados.

«Hemos resuelto una parte del rompecabezas ahora, que es que la atmósfera muestra estos ciclos naturales», dijo el coautor Leigh Fletcher, de la Universidad de Leicester en Inglaterra. «Para comprender qué está impulsando estos patrones y por qué ocurren en estas escalas de tiempo particulares, necesitamos explorar tanto por encima como por debajo de las capas nubladas».

Una posible explicación se hizo evidente en el ecuador: los autores del estudio encontraron que las variaciones de temperatura más arriba, en la estratosfera, parecían subir y bajar en un patrón que es lo opuesto a cómo se comportan las temperaturas en la troposfera, lo que sugiere que los cambios en la estratosfera influyen en los cambios en la troposfera y viceversa.

 

Paco Gil
Divulgador | admin@pacogil.me | Web | + posts

Homo Sapiens interesado por la Ciencia y la Tecnología

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *