Una ventana a nuestra galaxia, la Vía Láctea

potw2247a
El telescopio de 1,52 metros de ESO contempla la Vía Láctea desde su hogar en el Observatorio La Silla

El telescopio de 1,52 metros de ESO contempla la Vía Láctea desde su hogar en el Observatorio La Silla. El telescopio ahora retirado ha descubierto muchos de los secretos del Universo. Su instrumento más popular fue el espectrógrafo B&C, utilizado durante casi 30 años para estudiar estrellas, galaxias y cometas. 

Otro instrumento, ECHELEC, ayudó a los astrónomos a comprender los intensos vientos de las estrellas Wolf-Rayet, y FEROS descubrió emocionantes exoplanetas. Cuando el telescopio fue dado de baja en 2002, FEROS fue trasladado al telescopio MPG/ESO de 2,2 metros, también en La Silla, donde todavía busca nuevos mundos distantes.

A través de la abertura de la cúpula podemos ver la Nebulosa Carina de color rosa, hogar de algunas de las estrellas más masivas y luminosas de nuestra galaxia. Más abajo, al centro-izquierda de la rendija, está la Nebulosa del Saco de Carbón, una nube oscura de polvo. 


Paco Gil
Divulgador | admin@pacogil.me | Web | + posts

Homo Sapiens interesado por la Ciencia y la Tecnología

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *